La robata surgió como una respuesta a una complicación. Los largos viajes que tenían que emprender los pescadores japoneses en temporada de pesca, muchas veces los privaba de una fuente de calor, así que idearon este utensilio de cocción. Construyeron pequeñas cajas metálicas para colocar el carbón, quemarlo sin que sus embarcaciones sufrieran daño alguno y poder cocinar en alta mar.

Con el paso del tiempo este utensilio dejó las embarcaciones y se hizo popular a lo largo de la isla nipona; y hoy es un método sofisticado que se encuentra en los mejores restaurantes de comida japonesa en el mundo.

Los alimentos que se cocinan en ella son saludables y como no hay un contacto tan directo con el carbón, se cocinan lentamente y ello ensalza su sabor.

Otro de los elementos que hacen única esta técnica es que se utiliza carbón vegetal. Para nuestra robata, en Tora, traemos desde Japón, un carbón vegetal llamado Binchotan. Este es un carbón activo que no genera humo, hecho de ramas de fuentes sostenibles, lo que da a los alimentos un ligero sabor ahumado característico de esta técnica japonesa.

Aunque el secreto para el mejor sabor lo guardan los expertos maestros del robata, ellos controlan la condimentación, y la distancia adecuada entre los ingredientes y las brasas, lo cual te podrá introducir a una auténtica experiencia con sabores y texturas muy diferentes a las que has experimentado antes.

En Tora nuestra robata está orgullosa de ofrecerte una amplia variedad de alimentos: vegetales, pescados como el Salmón Ora King, mariscos, Langosta, distintas brochetas o puedes elegir carne de la mejor calidad, así como Wagyu. Ven a descubrir de la mano de nuestros expertos cómo el robatayaki reinventa el sabor de estos ingredientes con combinaciones que te sorprenderán.

Reservar aquí.